lunes, 10 de diciembre de 2018



NOTA DE OPINIÓN

Por: Montiel, Ana Maribel

           Se cierra un nuevo año, cargado de emociones encontradas para el hincha de La Gloria. Por una parte, las alegrías de una campaña histórica en una disciplina en franco crecimiento como el básquet; también la emoción y orgullo del centenario, que quedó demostrado en la caravana masiva del 8 de agosto, donde los hinchas coparon el monumental, no por un partido, sino solo para verse  a la cara todos juntos y celebrar.
Por otro lado, están esas otras emociones, las que siguen taladrando desde hace más de una década; frustración, decepción, bronca, amargura, y una necesidad irrefrenable de encontrar alguna explicación que de sentido al porque se sigue cayendo en los mismos errores de siempre.
Nos enojamos entre nosotros, con los dirigentes, con los jugadores, discutimos por las redes, y buscamos UNA solución mágica, que sirva para cambiar las cosas, un nombre salvador. Y al final del año, nos damos cuenta que esa solución no existe, es una utopía de creer que en un campeonato se pueden revertir años de desmanejo.
Hemos oscilado entre traer de 10 a 15 refuerzos, a no traer ninguno y jugar con “los propios”… ninguna de las dos cosas funcionaron. Aceptamos que trajeran recuerdos del pasado creyendo que se repetiría la historia, y solo trajeron  un nombre, con protagonistas muy distintos, y nuevamente Instituto perdió.
Entre todos estos vaivenes, hemos visto desfilar técnicos y jugadores, que terminan por tener éxito una vez que se van de acá. Y nos quedamos preguntando porqué siempre pasa eso. Porqué acá son sombras arrastrándose en Alta Córdoba, para ser luego protagonistas en otros clubes. También vemos juveniles que no llegaron a primera, brillar en otros clubes, y celebramos ser la cantera del mundo (aunque no nos haya quedado nada).
Vamos y venimos entre refuerzos y pibes (que ya no son tan “pibes”), y cada año, y a cada técnico que llega se le entrega la llave del club para que sea dueño y señor del futbol de La Gloria. No hay parámetros preestablecidos, ni discusiones. Cada técnico llega con sus refuerzos y se va con sus refuerzos. En el medio, Instituto.
No hay proyectos ni a largo ni a mediano plazo. No se piensa más allá de la mitad de cada campeonato, y vivimos a merced de técnicos, y hábiles representantes. Se suben chicos de las inferiores, se les da uno o dos partidos, se los vuelve a su categoría o se los vende, o bien un día simplemente se van.
Quizás erramos cuando creemos que la solución va a venir mágicamente en un nombre de “chapa”, o de la mano de alguien que “sienta la camiseta”. El futbol se alejó del romanticismo desde hace mucho, y solo yace en el corazón del hincha.  El punto es que 14 años no se revierten en 6 meses, al menos no con la economía que maneja Instituto. Pero se sigue sin plantear proyectos realistas, prolijos y serios. Sigue sin haber UNA voz de mando; UNA sola, no una por cada técnico o “referente” que hace y deshace a su gusto y placer.
No hay que ser simplistas: jugar todo con juveniles o jugar todo con refuerzos (ni tan calvo, ni con dos pelucas). Tienen que jugar los que mejor estén; no los que mejor representante tengan. Se tiene que mantener a los jugadores que rindan, sean o no propios, y descartar aquellos que no (también sean o no propios). Por eso no se le puede seguir dando la autoridad absoluta a cada técnico que llega. Sea quien sea.
Mientras tanto, mientras buscamos soluciones mágicas afuera, las inferiores se consagran campeones, lo propio hace la local en la liga cordobesa, y pareciera que esta vez todos aceptamos que no miren hacia abajo. Queremos el techo, pero no tenemos cimientos, y al final de cada año, terminamos con el techo en la cabeza.
Dejemos de buscar soluciones mágicas, dejemos de creer en nombres salvadores, y en milagros que no ocurren. Dejemos de culpar al hincha que no es socio, al socio que no está al día, al socio que esta al día pero no va a la asamblea, al que va a la asamblea y vota tal o cual cosa. Las soluciones que necesita Instituto, desgraciadamente, no están en manos del hincha. No es el hincha quien negocia contratos, ni quien viaja y debe meterse en un vestuario a demostrar quién manda. Pero si es el hincha el que debe exigir que eso suceda.
Se cierra otro año con ese sinsabor, y esa sensación inexplicable que hasta nos ha hecho creer en maldiciones y fenómenos paranormales como culpables de nuestra realidad. Instituto es una hoja en el viento, a merced de hábiles representantes y lobbistas, que años tras año sacan ventaja de la orfandad de nuestro club. Si no entendemos que sin un proyecto a largo plazo, serio y responsable, no vamos a salir más de acá, el año que viene nos encontraremos escribiendo similares líneas a estas.

domingo, 9 de diciembre de 2018

A cerrar bien el año






Instituto afronta el último partido del año como local frente a Quilmes, desde las 20 horas.

Luego de la derrota frente a Independiente en Mendoza, que provocó la salida de Darío Franco, la gloria intentará cerrar el año con una sonrisa frente al cervecero.

También se definirá la clasificación a la Copa Argentina 2019, que tiene al albirrojo con chances mínimas de clasificar. En caso de ganar ante Quilmes, deberá esperar que pierda esta misma tarde Atlético Rafaela (visita a Gimnasia en Mendoza) y también que caiga el día de mañana Central Córdoba (SE) en su visita a Almagro.

Por su parte, el cervecero marcha antepenúltimo, en una situación totalmente alarmante. Hasta aquí ha disputado 12 partidos, cosechando solo 10 puntos (2 PG, 4 PE y 6 PP). Además, hace 7 partidos que no conoce la victoria. En su último partido empató como local 0-0 ante Santamarina de Tandil.

Los convocados de Quilmes son: Alegre, Anselmo, Bellone, Bilbao, Blanco, Bruera, Cardozo, Giani, Imbert, Larrea, D. Ledesma, M. Ledesma, Lluy, Lozano, Max, Noble, Obregón, Olivera, Valdez, Zabala.

El historial indica que se enfrentaron en 38 oportunidades (8 en 1ra división, 28 en la B Nacional, y 2 por Copa Argentina). Instituto venció en 11 enfrentamientos, Quilmes en 11 también y las restantes 16 fueron igualdades.

Por parte de la gloria, será César Zabala, DT de la 6ta de AFA quien dirigirá al equipo en este encuentro. Para este encuentro recibieron su primera convocatoria los juveniles Nicolás Watson (volante central) y Francisco Musso (defensor central), ambos jugadores de la 4ta de AFA.

Este será el último encuentro que dispute Instituto hasta febrero, mes en que se reanuda la competición.  

El 11 inicial sería: Henricot; Flores, Agüero, Yábale, Canever; Antonio, Navarro; Mendoza; Castelli, Vegetti y Braida.

El resto de los convocados son: De Bortoli, Musso, Watson, Endrizzi, Garro, Affranchino, Ellacopulos y Bajamich.

El árbitro del encuentro será Sebastián Ranciglio.  

Podrás seguir la transmisión en vivo del partido desde las 20:00 hs en wwww.pxitv.com.ar o descargando la aplicación en Google Play.
      

lunes, 3 de diciembre de 2018

Se fue Darío Franco
El técnico de Instituto dejó el cargo tras la derrota por 2-0 ante Independiente Rivadavia en Mendoza. 
Tras varias idas y vueltas, y sin confirmaciones oficiales, los trascendidos dejaron entrever una marcada falta de dialogo entre dirigentes y cuerpo técnico, que se venía arrastrando desde hacia tiempo. Los malos resultados, terminaron por sellar la ruptura. Así de esta manera, el día domingo por la tarde los dirigentes pidieron al DT que diese un paso al costado y dejase el cargo de inmediato.
Este día lunes tendrán lugar las reuniones para dar lugar al cierre de los detalles que determinen los términos de la salida, y comenzará la tarea dirigencial de encontrar pronto el reemplazo que tome las riendas de cara a la pretemporada 2019, que será la preparación para lo que resta del torneo.
Ante Quilmes dirigiría interinamente Zabala, DT de inferiores, aunque aun resta la confirmación oficial al respecto.
Repasamos los números de las campañas de Darío Franco en La Gloria:
Actual campeonato 2018/19: 39,3% de efectividad (4V/1E/6D) con Instituto posición 16° (fuera de reducido y Copa Argentina).
Sus anteriores ciclos:2011/12: Promoción con San Lorenzo
2012/13: 30,9% efectividad (renunció fecha 13º /Instituto en la Penúltima posición de la tabla, con 13 puntos)
2017/18: 56,8% efectividad (reducido ante Sarmiento)
Comunicado oficial del club: http://www.institutoacc.com.ar/index.php/desvinculacion-de-dario-franco/

sábado, 1 de diciembre de 2018

A sumar en Mendoza

Instituto visita desde las 19:10 a Independiente Rivadavia en Mendoza por 12da fecha del
Torneo B Nacional.

La gloria buscará recuperarse de la última derrota sufrida como local frente a Deportivo Morón
por 2-0, visitando a Independiente. Hasta aquí Instituto no ha podido encontrar regularidad a
lo largo del torneo y necesita un triunfo para volver a acomodarse.
A lo que queda del año solo le resta el partido de hoy y uno más como local frente a Quilmes,
los cuales serán vitales para intentar clasificar a la Copa Argentina.
Enfrente estará Independiente, un rival que siempre es fuerte como local, actualmente marcha
en la 5ta posición con 19 puntos en 11 PJ (5 PG, 4 PE y 2 PP). Su técnico es Gabriel Gómez, ex
entrenador de Instituto.
Además, la lepra mendocina es el 2do equipo menos goleado del torneo (solo le convirtieron
6 goles) y hace 7 partidos que no pierde. En la última fecha enfrentó a Santamarina como
visitante y fue empate 0-0.
Los convocados de la lepra son: Aracena, Mattalía, Asenjo, Barrera, Castro, Dematei, Disanto,
Guerra, Imperiale, Irañeta, Lucero, Navas, Negri, Rodríguez y Sánchez.
El historial entre Instituto e Independiente indica que se enfrentaron en 21 oportunidades, con
3 victorias para la lepra, 8 empates y 9 victorias de la gloria.

Por el lado de Instituto, Darío Franco apostaría por repetir el mismo equipo que cayó como
local en la última fecha. A pesar de arrastrar molestias durante la semana, Javier Mendoza
sería titular.
Los 11 serían: Henricot; Flores, Aguirre, Yabale, Canever; Mendoza, Navarro, Endrizzi;
Affranchino; Vegetti y Ellacopulos.
También viajaron con la delegación: De Bartoli, Moyano, Agüero, Guzmán, Antonio, Garro,
Ballari, Castelli, Vella y Braida.
El árbitro del encuentro será Ramiro López.